Inicio / Lo público / Lineamientos para donación de órganos

Lineamientos para donación de órganos

El 4 de febrero de 2017 entró en vigencia la presunción de donación de órganos establecida en la Ley 1805 de 2016, mediante la cual, como su nombre lo indica, se presume que la persona es donante cuando durante la vida se abstuvo de oponerse a que de su cuerpo se extraigan órganos, tejidos o componentes anatómicos después de su fallecimiento. Se debe recordar que anteriormente, de acuerdo con la Ley 73 de 1988, también podían oponerse los deudos dentro de las 6 horas siguientes a la muerte cerebral o antes de la iniciación de la autopsia médico-legal. La Corte Constitucional por su parte, había señalado en la sentencia C-933 de 2007 que las 6 horas serían un término mínimo y que cuando la necropsia hubiera sido previamente ordenada, el término se extendía hasta antes su iniciación.

Como se observa, la Ley 1805 de 2016 radica únicamente en la persona la posibilidad de oponerse a la donación de sus componentes anatómicos. Al ampliar la presunción legal de la donación el Congreso buscó aumentar la disponibilidad de órganos y tejidos para trasplantes u otros usos terapéuticos, y garantizar la operación de la Red Nacional de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos.

El Ministerio de Salud y Protección Social expidió la Circular 7 de 2017 para fijar lineamientos que especifican los mecanismos para que los ciudadanos que no deseen donar sus órganos puedan expresar su voluntad. El artículo 4º de la Ley 1805 de 2017 dispone que la persona puede oponerse mediante escrito autenticado, el cual se radica ante el Instituto Nacional de Salud, INS, o al momento de la afiliación a la EPS, la cual informa a dicho Instituto. En este sentido, la Circular señala que las EPS podrán radicar el documento ante el INS en medio físico o magnético, y que éste dispondrá los mecanismos necesarios para el efecto. También se destacan otros aspectos de la Circular.

En relación con el INS, el Ministerio señala que aquél deberá realizar los ajustes operativos a que hubiera lugar para garantizar la recolección, almacenamiento y disposición de la información relacionada con las voluntades de oposición o aceptación a la presunción legal de donación de componentes anatómicos, provenientes de los ciudadanos o de las EPS, y deberá ajustar e implementar las acciones y procedimientos necesarios que garanticen la oferta de órganos y tejidos para responder a las necesidades nacionales, en el marco de lo dispuesto en la ley.

También señala la Circular que se deberá, hasta donde sea posible, adelantar la entrevista familiar, en la cual el personal de la salud a cargo deberá establecer una relación terapéutica de ayuda y empatía con el fin de acompañar y atender las circunstancias propias de la fase inicial del duelo, y buscará información relevante del donante que pudiera contraindicar la extracción efectiva. Dicho personal debe velar
por la veracidad y suficiencia de la información, para garantizar un proceso de donación efectivo y seguro para todos los involucrados.

Asimismo, se aclara en la Circular que la prestación de servicios de trasplante autólogo a extranjeros, o trasplante a extranjeros cuando exista vínculo de afinidad o consanguinidad demostrada con el donante, no requiere autorización, porque se trata de procedimientos que no ponen en riesgo la suficiencia de componentes anatómicos para cubrir la demanda interna, y porque el inciso primero del artículo 10 de la Ley 1805 de 2016 establece una excepción relacionada con el parentesco del receptor. También dispone que, en todo caso, deberá informarse oportunamente al INS.

De otra parte, reitera lo señalado en el artículo 10 de la Ley 1805 de 2016 en el sentido de que cuando se trate de trasplante de tejidos a extranjeros no residentes, la prestación del servicio estará sujeta a la suficiencia para cubrir la demanda nacional, y que se requiere autorización del Ministerio de Salud.