Ver carta enviada por ACEMI al Senado de la República

30 COMENTARIOS DE ACEMI SOBRE EL PROYECTO DE LEY 
REFORMA A LA SALUD 010 DE 2020 SENADO
Octubre, 2020

 

  1. El programa de salud del Presidente Duque quedó en buena medida ya plasmado en leyes de 2019, que se están implementando. 

  1. El proyecto no es fruto de una reflexión metódica sobre las lecciones que nos deja la pandemia. Aprobarlo sin esa reflexión sería una oportunidad perdida.

  1. Todo proyecto de reforma sectorial crea un grado de incertidumbre entre los actores que componen la respectiva industria. Cabe preguntarse si en este momento de pandemia es buena idea inyectar ese grado inevitable de incertidumbre, ahora que se sabe que están llegando nuevas inversiones al sector.

  1. El proyecto dice querer fortalecer el aseguramiento para garantizar el derecho a la salud, pero en su articulado incluye reglas que socavan el concepto de un “seguro social de salud”, imponiendo reglas que convierten a las aseguradoras en meras administradoras fiduciarias de un recurso público.

  1. El giro directo de recursos desdice de la intención explícita de fortalecer el aseguramiento: conviertea las aseguradoras en simples auditoras y autorizadoras de pago, impidiendo que le apuesten a modelos innovadores de contratación y pago y hace irrelevante la regulación financiera prudencial. 

  1. El proyecto no aprovecha la oportunidad para eliminar los regímenes exceptuados y excepcionales, que atentan contra el principio de solidaridad en salud y crean compartimentos y discriminaciones, casi siempre en perjuicio de los pacientes. 

  1. La propuesta de que la prima que se le paga a las aseguradoras esté conformada por un componente fijo y otro variable es una buena idea, pero es importante que el componente fijo sea suficiente para la adecuada protecciónde los afiliados.

  1. Si se va a subrayar con mayor claridad el rol de aseguradoras de las EPS como gestoras del riesgo, debe quedar explícito que la prima que se les paga constituye suingreso y se somete a la regulación prudencial propia de un asegurador. Esto aclararía las reglas básicas del funcionamiento del sistema.

  1. En ACEMI apoyamos que salgan de circulación las EPS que sólo funcionan como “cámaras de compensación financiera” y no tienen un compromiso con sus usuarios ni con el sistema. Sugerimos que se aplique este mismo principio a los demás actores del sistema que no tienen ese compromiso.

  1. ACEMI apoya la integración de los regímenes contributivo y subsidiado, y la existencia de un único régimen de beneficios equivalente para toda la población, habrá que garantizar unos ingresos estables y suficientes en el sistema para lograr ese propósito.

  1. El proyecto le apuesta a un plan único de salud que debe cubrir todo lo que no esté expresamente excluido. En tal caso, se requerirá un gran esfuerzo para dotar de recursos suficientes al sistema y de una gradualidad para la inclusión de nuevas tecnologías. 

  1. No se ve un sustento técnico para modificar la actual regulación en materia de porcentaje de administración.

  1. Es bueno el concepto de “Áreas Territoriales de Salud”, no atado a la tradicional división política administrativa del país, pero en tal caso, deben revisarse todas las normas del proyecto que aún le dan competencias en esta materia a las entidades territoriales tradicionales.

  1. La norma que ordena a las aseguradoras receptoras de población, en caso de pérdida de habilitación o retiro forzoso de un territorio, a pagar por esos afiliados, es incompatible con el carácter obligatorio de la asignación. El pago a los prestadores debe venir de la entidad cedente, y para eso están las reservas. 

  1. El modelo de atención territorial, familiar y comunitario propuesto recoge el esquema que viene proponiendo ACEMI desde hace años.

  1. ACEMI apoya la eliminación de tramitar autorizaciones dentro de la red, y todas las demás supresiones de trámites que afecten al usuario.

  1. No es sano que sea el Estado el que establezca las condiciones y porcentajes en las que se deben contratar los servicios con la red especialmente la pública. Esto lo debe definir las condiciones de la población afiliada, las circunstancias territorialesy el modelo de cada asegurador y de cada prestador.

  1. El régimen de habilitación de la red prestadora es confuso. Si el sistema se va a articular en torno a Áreas de Salud no coincidentes con las entidades territoriales, no se entiende por qué éstas juegan un papel en el proceso de habilitación. Esto debe ser competencia del supervisor nacional.

  1. Al proyecto le falta precisión conceptual en el tema de redes pues obliga a las IPS a asociarse con otras IPS para poder contratar con una AS respondiendo solidariamente, parece eliminar los contratos individuales con la AS y podría incentivar prácticas restrictivas de la competencia.

  1. ACEMI apoya la idea de que exista una política nacional de alianzas público-privadas en salud, pero no es necesario tener una reglamentación especial al respecto. Ya existe abundante regulación sobre APP en el derecho colombiano, perfectamente aplicable al sector. 

  1. Es necesario analizar detenidamente el tipo de información que ha de registrarse en el repositorio de información de acuerdo de voluntades entre agentes porque, tal y como está redactado, podría desincentivar la innovación contractual y de modelos, pues los competidores la van a conocer. 

  1. ACEMI apoya la parte del proyecto que regula el ingreso a especialidades y los programas de formación continua, pero no considera necesario un currículo único de medicina familiar. El estado debe evaluar competencias al final de la carrera. 

  1. ACEMI apoya todas las propuestas sobre eliminación de la tercerización y dignificación laboral del talento humano. 

  1. ACEMI apoya el plan de estabilización y fortalecimiento del aseguramiento en salud, posterior al acuerdo de punto final, como parte de la depuración propuesta. 

  1. ACEMI apoya la creación del Fondo de Garantías del Sector Salud, pero en su diseño debe tenerse buen cuidado de no crear un riesgo moral a favor de las EPS incumplidas.

  1. ACEMI apoya el aumento del límite máximo del salario base de cotización a salud. Es más, quizá convenga no tener límite. 

  1. ACEMI considera que la reducción de la exoneración de aportes a salud de un umbral de 10 salarios mínimos a uno de 3 salarios mínimos, es un paso correcto para la sostenibilidad del sistema pero lo ideal es que se elimine dicha exoneración.

  1. No tiene ningún sentido que se le den facultades regulatorias (artículo 63) a la Superintendencia de Salud. No conviene ser supervisor y regulador al tiempo. 

  1. Es peligrosa la facultad que se le da la Superintendencia de Salud de vigilar a holdings empresariales que técnicamente no son actores del sistema de salud. Para eso existen otros órganos de vigilancia, y ello puede desincentivar la llegada de nuevas inversiones al sector. 

  1. Sugerimos que, como se ha hecho en otros sectores, se determine un periodo fijo para el Superintendente Nacional de Salud, para reforzar su independencia técnica y blindar la autonomía de sus decisiones.




Eventos

 
 

Captura de pantalla 2020 10 13 a las 5.03.45 p


Cerrar