“Los beneficios y los incentivos se tienen que distribuir entre todos los actores del sistema” 

Paula Acosta, presidente de ACEMI, puso sobre la mesa los tres grandes desafíos del sector en el Foro El Futuro de la Salud en Colombia, de Semana.   

Paula Acosta, presidente ejecutiva de ACEMI, que agremia a las 10 de las Eps más grandes del país, reflexionó sobre el norte que debe tomar el sector en compañía de expertos, asociaciones médicas y academia. La conversación ocurrió en espacio creado por SEMANA y en el que también tuvo asiento la viceministra de Protección Social, María Andrea Godoy, y el superintendente de Salud, Fabio Aristizabal.

Acosta arrancó su intervención, al lado de otros panelistas como Jaime González, de la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología (Acho); Fabián Cardona, vicepresidente de redes de valor de Sies Salud; y Jaime Urrego, gerente de servicios médicos ambulatorios de Cafam, poniendo tres grandes retos sobre la mesa. El primero, dijo, es el acceso y la articulación de la información entre todos los actores del sistema.

 “La información es fundamental para que nos entendamos”, dijo Acosta. Y agregó: “Un ejemplo es la historia clínica. Esa es del usuario”, refiriéndose a que debe ser única y estar disponible cuando se necesite. “Eso traería consigo grandes eficiencias en términos de costos para todo el sector”, aseguró. 

Lo segundo es la necesidad de equilibrar la balanza en términos de beneficios e incentivos. “Las eficiencias se tienen que distribuir entre todos, así como los beneficios e incentivos entre todos los actores”. 

Otro desafío importante es el diseño de las guías de atención, que deben ser realistas con el recurso existente. “Les voy a poner un ejemplo. La guía que existe actualmente para un tema de salud mental supone que en Colombia hay 4 mil psiquiatras, cuando realmente hay 400”. 

Acuerdo vital 

Uno de los puntos en los que coincidieron los panelistas fue en la necesidad de incrementar la confianza en el sistema. En ese sentido, Acosta mencionó un proyecto en el que viene trabajando de la mano de aseguradoras, prestadoras, asociaciones de pacientes y usuarios, colegios médicos e industria farmaceútica.

Se trata de Acuerdo Vital, cuyo objetivo es mejorar la sostenibilidad financiera del sistema. “Ahí nos hemos sentado todos, un poco quitándonos el sombrero de la entidad que representamos y pensando en un tema particular que se llama la sostenibilidad financiera del sistema. Es un buen ejemplo de cómo, pensando en el bienestar de los usuarios, podemos llegar a muchos acuerdos”.

Este proyecto parte de varios paradigmas de que no se puede tener buenas relaciones entre los actores del sistema. “Les quiero decir que eso no es cierto.”, enfatizó. 

La invitación final va encaminada a construir sobre lo construido y hacer el mejor uso de los recursos humanos, y de la infraestructura que tiene el sector para alcanzar los mejores resultados en salud para la población colombiana.  




Vacunas 1 1080X1080