acemi opina cabezote

LOS RETOS DE LA REGULACIÓN DE LOS DISPOSITIVOS MÉDICOS

Esta semana se desarrolló un foro sobre dispositivos e insumos médicos el cual planteó las inquietudes de la industria en relación con la regulación de precios que el Gobierno Nacional está empezando a implementar en este sector. La tesis planteada es que los controles de precios generan distorsiones en el mercado que pueden llegar a generar problemas de desabastecimiento que afectan el acceso de la población a elementos fundamentales para su atención.

Teniendo en cuenta que esta industria es una parte importante del gasto en salud (según datos de la ANDI representa el 4.8% del gasto total en salud, US$1.289 millones en el 2014), es necesario y deseable que el Gobierno Nacional regule éste mercado como lo hace con medicamentos o con el aseguramiento o la prestación porque también hacen parte de la cadena de valor del servicio de salud. Finalmente es el Gobierno quien financia en última instancia este servicio ya sea a través de la UPC o del pago directo de los servicios NO POS y por tanto debe garantizar el uso eficiente de los recursos.

No obstante la regulación es muy compleja porque esta industria es heterogénea. Tiene que ver con miles y miles de productos algunos consumibles como los pañales o productos de rehabilitación; otros implantables en el cuerpo humano como prótesis, stents, marcapasos y, los equipos biomédicos como instrumentos, aparatos, máquinas, software, usado para el diagnóstico o tratamiento de patologías.

Esta diversidad le imprime retos importantes a la regulación. El control de precios es solo uno de los instrumentos de regulación pero hay otros muchos desde el lado de la oferta como compras centralizadas, importaciones obligatorias. Es necesario también regular la demanda. En este lado se debe tener una política que incentive la elaboración de estudios de costo efectividad, pertinencia, requisitos de implementación y posible impacto presupuestal comparando diferentes opciones. Por supuesto estos estudios deben ajustarse a las características propias de estos productos y deben ser desarrollados no solo por parte de entidades como el IETS sino por las mismos prestadores que aprovechando la información de la vida real sistematicen los resultados de la práctica médica diaria.

Un requisito indispensable para tener una regulación adecuada es la información y la investigación sobre esta industria. Por la diversidad y heterogeneidad de productos y mercados esta es una tarea titánica pero no imposible. En el mundo ya existen propuestas de estandarización semántica y en el país se inició con la expedición de la resolución 2535 de 2013. El camino es largo pero necesario si se quiere tener una información oportuna y de calidad para la toma de decisiones que contribuyan a la sostenibilidad del sector.

Acemi, 20 de Noviembre de 2015

firma-imagenseparador Histórico Acemi opina




Vacunas 1 1080X1080
 
 




Cerrar