Inicio / Vida saludable / Día Mundial del Riñón

Día Mundial del Riñón

QUÉ ES LA ENFERMEDAD RENAL CRÓNICA (ERC)?
Los riñones mantienen dentro de nuestro organismo sustancias que le servirán y elimina las que no son de utilidad. Los riñones también realizan otras tareas necesarias para vivir.
Las funciones más importantes de los riñones son:
Producir la orina.
Eliminar de la sangre los desechos y el exceso de líquido.
Ayudar a controlar la presión arterial.
Ayudar a mantener los huesos sanos.
Ayudar a producir glóbulos rojos.
La enfermedad renal crónica (ERC) es la pérdida permanente de parte de la función del riñón y puede ser causada por muchas enfermedades diferentes o una lesión física.
Esta enfermedad no produce síntomas cuando está en su fase inicial, sólo cuando ya está muy avanzada. Para saber si sufre de esta enfermedad y sobre todo si usted tiene algún factor de riesgo, debe consultar a su médico para que este prescriba pruebas de laboratorio que miden la función del riñón. En fases avanzadas se pueden inflamar los pies, sufrir de anemia, perder el apetito y presentar cansancio fácil.
¿CUÁLES SON LOS FACTORES DE RIESGO PARA DESARROLLAR ERC?
Cualquier persona puede padecer de ERC, pero usted corre mayor riesgo si:
Tiene diabetes.
Tiene presión arterial alta (hipertensión).
Tiene un familiar con una enfermedad renal.
Tiene más de 60 años de edad.
Tiene VIH/sida.
Consume de manera continua ciertos medicamentos para el dolor, el cáncer, infecciones, entre otros.
Nació con bajo peso (menos de 2,5 kg de peso), con algún defecto anatómico en sus vías urinarias o sufrió múltiples infecciones urinarias en la infancia.
Sufre de enfermedades de la próstata.
¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO?
El objetivo de tratar la ERC es retrasar el progreso de la enfermedad renal tanto como sea posible. Si usted puede retrasarla lo suficiente, es posible que aún pueda evitar la falla renal (la necesidad de recibir diálisis o un trasplante).
También puede tomar algunas medidas simples para evitar los efectos secundarios de la ERC, como los problemas cardíacos y enfermedades de los huesos.
Para ayudar a retrasar la ERC, usted debe:
Hacer ejercicio por lo menos cuatro días a la semana, según indicación médica.
Seguir un plan de alimentación saludable diseñado por un nutricionista profesional para las personas con enfermedad renal.
Evitar fumar o exponerse al humo de cigarrillo ajeno, en sitios cerrados o abiertos.
Consultar a su médico regularmente y seguir las indicaciones del personal de salud.
Controlar su presión arterial.
Controlar la diabetes (el nivel de azúcar en la sangre).
Evitar el uso prolongado o sin prescripción médica de ciertos medicamentos: antiinflamatorios como diclofenac, ibuprofen, naproxen, piroxicam, meloxicam, o uso frecuente de antibióticos como gentamicina, amikacina o vancomicina, entre otros.
Seguir todas las recomendaciones e indicaciones sobre medicamentos de su grupo de salud.
Fuente: Cápsulitas saludables – Cuida tu Riñón